sábado, 7 de noviembre de 2015

Ven y Estruchame. Capitulo 14.


Hoy no era un miércoles cualquiera. Este era mas feo, ademas de ser extremadamente largo. La primera clase no debía ni ser considerado clase pues era hora de estudio y nadie se digna a venir. Nadie menos yo, que soy masoquista. Había decidido ir para aprovechar el tiempo en leer ya que apenas tenia tiempo con las clases particulares y estudiar y los días que tengo tiempo acabo vagueando delante del ordenador o la kindertendo...En fin, a segunda hora tenia ingles, clase traumatizaste pues el profesor no paraba ni de gritar ni de hacer el loco, así que no me sorprendí cuando solo vi a Pilu y a Mousse (un chico bastante rarito). Cuando me acerque a Pilu se sorprendió ya que no esperaba encontrarse a nadie mas en clase. Por lo visto, los profesores de después del recreo se habían ido todos a una excursión con otro curso y todos habían decidido quedarse en casa y yo no me había enterado. De inmediato llame a mi padre que seguramente estaría por casa y para variar no me respondió. Le mande varios mensajes pero no fue hasta la hora del descanso que me respondió y para cuando este hubo acabado yo ya estaba fuera y con 3 horas sin hacer nada antes de encontrarme con Cake...no me había acordado de ella con todo el jaleo de los profesores, le mande un mensaje para que lo supiera y me fui a mi casa a dejar la mochila y si podía dormiría un rato.
Ya tirada en el sofá me dispuse a cerrar los ojos cuando mi móvil vibró, era un mensaje de Cake. Cuando lo abrí no me sorprendí del mensaje oculto que me había dejado detrás de sus "palabras" : aaaah grn a casa que me aburto. Antes de que pudiera responder recibí otro: perdona no me acostumbro al teclado. No hacia falta que lo jurara...Le respondí que quería dormir un poco antes de ir a su casa a desaburtarla. Me respondió rápidamente: nooo que me aburro  d3mqdoado ven a vasa yaaaa. Le respondí con un poquito de tristeza pues de verdad quería dormir un poco antes de verla: vale ya voy para tu vasa. Me levante del sofá y cogí el bolso con la cartera. Justo al cerrar la puerta recibí otro mensaje, era un audio de QUEXO. Cake decía que lo tenia preparado para mi. No tarde mucho en llegar a su casa ya que están bastante cerca la una de la otra. Toque al timbre y espere a que Cake me abriera. 
Salió a recibirme al portal dándome un abrazo y varios besos. Fue un sonoro portazo lo que rompió el momento.
- ¿Has escuchado eso? - Cake negó con la cabeza, me temía lo peor. - ¿Tienes las llaves? - ella volvió a negar - Pues creo que la puerta se ha cerrado.
Cake corrió hasta su puerta, la miro e intento empujarla sin exito. Se llevo la manos a la cara y luego me miró.
- ¿Y ahora que hacemos?
- ¿Damos un paseo?- asentí, no teníamos nada mejor que hacer.
Nuestro famoso silencio volvió a interponerse entre nosotros. Recorrimos varias calles de nuestro cutre barrio hasta que decidimos entrar en el super. Dimos unas vueltas por el y al llegar a las estanterías de los dulces se me hizo la boca agua y se me encendió la bombilla. Le cogí de la mano y me pare delante de ella.
- ¿Que íbamos a comer?
- Había pizza en la nevera y la verdad no pensaba mucho currarme el almuerzo Cookie. - no me miró a los ojos por lo cual supongo que seguía avergonzada por lo de la puerta.
- Podemos comprar algo y apañarnos un picnic - dije cogiendo un de paquete de galletas, de las que tenían pepitas de chocolate.
- ¿No es eso muy dulce para un almuerzo?- dijo sonriendo.
-¿Porque no puede ser un almuerzo dulce?- ella asintió sin dejar de sonreír.
- No tengo dinero... tendremos que esperar a que mis padres vuelvan de casa de mi abuela.
- Vale, Cake no tiene dinero, pero Cookie sí. - Dije cogiendo definitivamente el paquete de galleta y la bolsa de croissants. - Veamos que bebidas hay en el menú. - Dije avanzando al pasillo de las bebidas. 

Media hora después ya estábamos en el parque más cercano. Estaba junto a una iglesia. Me pare en seco y señale una pequeña colina. Le di la bolsa con las cosas a Cake y me quite los zapatos echando a correr hacia la colina, al final me deje caer en la hierba. Cake iba mas despacio y cuando llego se sentó junto a mi.  
Era temprano para comer así que propuse un juego para matar el tiempo, puse el cronometro del móvil y dije:
- Tienes que decir una palabra con cada letra del abecedario en un minuto - Cake se reía.
- Cookie, no...me se tantas palabras.
- Con todo lo que lees lo dudo.

Pasamos jugando a ese juego un par de horas, hasta que el hambre pudo con nosotras y acabamos comiendo todos y cada uno de los dulces. Después de comer seguimos jugando a lo que se nos ocurría, fue entonces cuando el parque comenzó a ponerse oscuro. Numerosas nubes ocultaron el sol de la tarde y comenzaron a caer las chispeantes gotas de una futura tormenta. Las nubes interrumpieron nuestro juego. Mire a Cake, esta lluvia era agradable, pero no lo sería en cuestión de minutos. Mire a mis alrededores y se me ocurrió una idea para no morir congeladas. Cogí a Cake de la mano y eche a correr. La iglesia hoy tendría otra utilidad.

N/A
¡Hola pepitas de chocolate!
Siento que Cake y yo no podamos actualizar tanto como nos gustaría pero son muy pocas las veces que me reúno con ella para escribir ya que estoy estudiando en otra ciudad. Espero que tengáis paciencia y que no dejéis de apoyarnos.

Pd: Con Kindertendo obviamente me refería a la nintendo ds (la normal o la 3d, eso da igual xD) y QUEXO os recuerdo que es el grupo coreano EXO.
Os dejo también la versión de Cake por aquí
Besitos dulces para todos~


No hay comentarios:

Publicar un comentario