martes, 23 de junio de 2015

Ven y Estruchame. Capitulo 12.


Terminamos de comer y nos quedamos mirando los platos vacíos en silencio. Los grillos amenazaban con volver a cantar cuando Cake me preguntó: 
- ¿Vamos a mi biblioteca? - alce la vista para mirarle y asentir. Nos levantamos a la vez, se adelanto a mi y me llevo a lo que supuse seria su cuarto. Las paredes tenían un estampado de leopardo aunque eran tapadas por las estanterías. Lo que mas llamaba la atención de la habitación eran las cortinas amarillo fosforito con estampado de cebra. Me sorprendía que ese fuera su cuarto, pero debía de serlo ya que había un póster de Panini Martin y una colcha de ovejas moradas.
- ¡Que...Horror! - dije sin pensar.
- No es mía la decoración.- respondió mientras se acercaba a una de las estanterías.
- Entiendo. - dije acercándome también.
- Lucho por la independencia. - se sentó en el suelo y me hizo un gesto para que me sentara con ella, así que lo hice. Se giro dándole la espalda a la puerta.
- ¡Mi familia! - dijo señalando sus libros con ambas manos.
- Me caen mal...han decorado tu cuarto.
- ¡No! - chilló - ¡Mi otra familia! - aclaró.
- Me estas presentando a tu familia ¿Eso significa que tenemos algo? - dije bromeando.
- Tu me has presentado a tu madre ¿Eso significa que tenemos algo?- no quería responder a la pregunta, ya que no sabia si lo que teníamos pasaba de una bonita amistad.
- Touché.
- ¿Respondes? - ¿Como se responde algo que no sabría como definir? Me puse un poco roja de solo pensar en tener algo con Cake. Si tuviéramos algo ya nos habríamos besado...¿no?
- No sé. - respondí mirando sus libros. Mi mente intentó evadir el tema pensando en los que reconocía y los que no.
- ¿No lo sabes? - sentí su mirada en mi, no me atrevía a mirarla aunque sabia que debía hacerlo, así que me arme de valor y la mire a los ojos.
- No lo pone.- Fue su turno entonces de sonrojarse.

Ambas nos quedamos en silencio unos minutos. Esta vez mis grillos mentales no aparecieron; estaba muy ocupada observando su cara. Desde sus ojos castaños, pasando por sus adorables pecas de chocolate y acabando en sus labios. No sabia como describirlos. Eran rosados pero todo el mundo los tenia los labios rosados a menos que se estuviera muriendo. Me preguntaba como se sentiría besarla...
Cake se empezó a acercar a mi. Un poco. Cada vez mas. Ella no dijo nada, solo estaba mirándome algún punto de mi cara. Para estar examinándome.
- Estoy tan cerca de ti que puedo ver los poros de tu piel - dijo ella sin separarse, casi podía sentir su respiración.
- Se llaman puntos negros. - solté sin pensar. Obviamente no estaba pensando, no habría dicho eso si lo hiciera, nunca hubiera admitido que necesitaba una limpieza de cara.
Ella sonrió y se acercó un poco mas rozando sus labios con los míos y me besó.
Me sentí temblar dándome cuenta de cuanto había querido que lo hiciera. Era una sensación maravillosa que no quería que acabara jamas.

¿Cómo fue para Cake?---> Ven y Engordame

4 comentarios:

  1. Bravo Cookie!
    Te has superado, me encanta. Me he reído un montón el final de tu capitulo.
    Me ha gustado mucho, uno de los mejores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Dani!! Me alegro mucho de que te haya gustado ^^

      Eliminar
  2. ¡¡Casi 10 meses (de tiempo real) para este momento en la historia!! Aunque la espera siempre merece la pena, peleándome con mi impaciencia de saber que pasará y cuando xD
    ¿Para cuando el siguiente capítulo? :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No nos tardaremos tanto como otras veces, lo prometo :)

      Eliminar